Historia

Surcos

Historiaq

Corría el año 1974 cuando en la localidad de Avellaneda, en el norte santafecino, comenzaba el emprendimiento de la familia Calvo bajo la denominación de CIAGRO. Desde el mismo comienzo la distribuidora de productos veterinarios y agrícolas cambió la forma de comercializar y asesorar a los productores de la región. Ya no era cuestión de quedarse sentados en los escritorios sino de salir a visitarlos. Tranquera a tranquera, con camionetas provistas de los insumos necesarios, fueron introduciendo todas las mejoras que iba desarrollando la industria proveedora de insumos agropecuarios. El éxito de este servicio que rompía los moldes conocidos fue casi inmediato y los impulsó a dar el segundo paso: extenderse en otras regiones con la apertura de nuevas sucursales. Y la gran aceptación por parte de los productores a los que llegaba este nuevo servicio volvió a repetirse. Así se convirtieron en la distribuidora número 1 del país. Años más tarde, comienzan la elaboración de fitosanitarios post patente.

Los primeros pasos

Llega el año 2008 y sobre la herencia de CIAGRO, Carlos Calvo inicia SURCOS. Una empresa que se propone continuar con la tradición de incorporar cambios e innovaciones pero esta vez con una mayor velocidad y de una manera totalmente disruptiva.

Se inicia un proceso de transformación hacia una organización profesional, con una estructura de personal altamente capacitada, la implementación del sistema de gestión SAP y la estandarización de circuitos y procesos integrados al negocio.

En el 2012 Sebastián Calvo asume la máxima conducción de Surcos y lidera las innovaciones claves. Las nuevas líneas de investigación y las mejoras en los procesos posibilitaron un crecimiento exitoso con pocos precedentes en la industria nacional de los fitosanitarios.

En solitario y contra la opinión de muchos actores de la industria, Surcos desarrolla la nanotecnología en sus formulaciones para fitosanitarios. No tarda en llegar su primer producto Nano: Microactive, un insecticida con beneficios sustanciales.

En el 2013 se lanza al mercado argentino la Línea Elite, nanotecnología aplicada a herbicidas. A partir de una novedosa combinación del principio activo con coadyuvantes específicos y procesos de producción tecnológicamente superadores, la tecnología Elite se convierte en una alternativa única en el mercado. Sus partículas de menor tamaño potenciadas con los componentes de la formula ayudan a lograr mejores resultados a campo en términos de penetración y velocidad de control.

Para el 2020 ya hay más de 40 millones de hectáreas tratadas con el herbicida Dédalo Elite.

La dirección de Surcos se encuentra comprometida con el proceso de expansión y de innovación permanente en la elaboración de productos fitosanitarios.